Ventajas de la clara de huevo deshidratada

Ventajas de la clara de huevo deshidratada

Las claras de huevo deshidratadas, así como la costumbre de comprar alimentos deshidratados, han supuesto una verdadera revolución en el mundo de la gastronomía en general y en particular en el del fitness, el cuidado de nuestra salud y de nuestro aspecto. Esto se debe a que contienen una cantidad muy alta de proteínas y su funcionalidad ha demostrado ser sorprendente. Por ello, en este post aprovecharemos para recomendaros algunos usos que podéis hacer de ellas. En primer lugar, la clara de huevo deshidratada es un producto mucho más asequible que la fresca. En concreto, los cálculos nos dicen que aproximadamente cuatro gramos de clara de huevo deshidratada equivalen a una clara fresca. Eso quiere decir que de un paquete de seiscientos gramos podemos obtener unas 156 claras de huevo. Ciertamente, es una cantidad nada despreciable.

Esto nos traerá un considerable ahorro en nuestra lista de la compra. Actualmente se venden claras frescas que al cambio salen mucho más caras. Y es que comprar alimentos deshidratados se muestra como una opción muy asequible. El ahorro también podemos obtenerlo por la cantidad de tiempo que aguantan estas claras de huevo deshidratadas. Los bricks de claras frescas que podemos encontrar en algunos establecimientos suelen estropearse a los dos días de haberlos abierto. Esto hace que, en muchas ocasiones debamos tirar medio bote por resultar inservible. Además, su fecha de caducidad (como en general la de todo producto frescos) es más reducida que la de los alimentos deshidratados.

Por último, está lo prácticas que resultan. En Catereasy creemos que cualquier alimento se mide por la cantidad de soluciones que aporta. De entre todos, la comida deshidratada ha superado todos los niveles. Estas claras están listas para usarse añadiendo un poco de agua. Además, al venir pasteurizadas pueden consumirse en crudo, no como sus homónimas frescas. 

haz clic para copiar mailmail copiado