¿Sabes que existen varios tipos de merengue?

¿Sabes que existen varios tipos de merengue?

Si vas a comprar claras de huevo tendrás varias alternativas para usarlas en la cocina. Pero, sin duda, una de las más comunes es hacer merengue, un dulce o postre en el que el protagonista absoluto es el huevo. Más concretamente, la clara.

Cuando tienes que hacer grandes cantidades de merengue lo mejor es comprar claras de huevo, porque así no tienes que ir separando las yemas (a las que hay buscarles otro uso para no desperdiciarlas). Ahora bien, una vez que tienes tus claras, ¿sabes qué merengue quieres hacer? A lo mejor te sorprende, pero existen varios tipos diferentes. Te señalamos algunos:

– Merengue francés. Se considera el merengue básico, el que seguro que ya conoces. Se elabora batiendo las claras con azúcar granulado. Este merengue baja muy rápido si no se cocina.

– Merengue italiano. Este se elabora batiendo las claras con almíbar caliente. De este modo se cocinan y el resultado se mantiene durante más tiempo y tiene cierto brillo.

– Merengue suizo. En este caso, el azúcar es granulado como en el merengue francés, pero las claras se baten en un recipiente al baño María. Se consigue un merengue más firme, perfecto para rellenar tartas y soportar peso.

– Merengue japonés. Este añade almendra en polvo al batido y se cocina al horno. Tiene más cuerpo y está ligeramente abizcochado, por lo que suele usar para hacer capas de tartas.

Además, hay múltiples opciones para el merengue según sea el resultado que queramos lograr. Por ejemplo, algunos merengues están saborizados con vainilla o extractos aromáticos. Otros se colorean para hacer divertidos y vistosos postres. Saber manejar los diferentes merengues requiere práctica, pero merece la pena si quieres sacar todo el partido de las claras de huevo y conseguir preparaciones exquisitas, originales o llamativas. ¿Buscas claras de huevo? En Catereasy tenemos las que necesitas.

haz clic para copiar mailmail copiado